<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d22569726\x26blogName\x3dpornostalgia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/\x26vt\x3d-5226479062714746794', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

pornostalgia

Juegos perdidos. Mad MAgie. En el área de recreación pública.
24.4.07

3. Ella lee el periódico pero aun no. No se ha despertado…

No recuerdo la primera vez que vi la estatua de Colón señalando tierra, pero siempre me pareció un tanto imponente, rodeado de mujeres desnudas rindiéndole pleitesía por haber descubierto esta islita bonita y haberla convertido en lo que es ; y traer enfermedades y caballos y esclavizar a su población hasta desaparecerla. Que sería de nosotros sin el almirante Colón? Una playa sin hotelotes todo incluido!

A los verdaderos héroes no les hacen estatuas. Ellos se mueren en el recuerdo de los que mas adelante viven.

Luisiana quiere sentarse del lado de la Catedral, para no tener que ver de frente seméjate adefesio. Antes era mas tranquilo, cuando un Hard Rock no lo llenaba de turistas y gente con zapatos de tres mil trescientos pesos. Ahora son los motivos de nuestra burla: para algo tiene que servir la gente que se cree… bonita? Las tardes son para Luisiana, aunque nunca me las haya pedido. Con un frío frío de coco que pone todo más alegre me habla del ultimo show que le hizo Cesar en medio de la calle, porque ella no tiene derecho a tener un novio, porque Ian tan pequeño no puede ver esas cosas, de Marquitos el que hace pucas en el conde y las travesías de venir diario a pedirle un collar nuevo, a veces le dice linda otras no la mira. Y yo le cuento, del ultimo sapo que besé, porque todos los que beso siempre siguen siendo sapos.

Las mañanas en el palacio de la esquizofrenia, desayunando papas fritas, las papas fritas medio frías que sirven allí. Papá saluda a todo el que acerca, un panfletario, un contador, un pintor con muletas, un dramaturgo con su esposa italiana, un profesor de la universidad que cuando fuma habla mucho, un músico; llegan todos a interrumpir la conversación familiar tan importante que nunca se lleva a cabo. La pequeña está ahí sentada, absorta tras sus lentes y su corte de cabello estilo Gran Gastby, su rostro es el mas hermoso que jamás halla visto. Se queda mirando a una doña con una falda blanca y un tatuaje en el hombro y en el fondo, ella también quiere uno, con mariposas.

A María de los Ángeles también le gustaba venir. Pero a ella le agradaba sentarse del lado contrario, para admirar la arquitectura de la catedral con sus toques gótico tardío, con un vaso de sangría en una mano, de la hecha en casa. Ahora ella está lejos, pero la recuerdo al ver rostros de desconocidos que ella conoce y siempre están rondando. No se imagina la falta que me hace, para que se enoje conmigo y me haga llorar o simplemente para que me diga que hoy me quiere un poco más que ayer.

Ahora le digo a Luisiana que gastemos un poco mas las suelas para adornar otro parque más lejano con nuestras sombras. Ella no sabe la razón. Siento que ojos me observan desde los cristales. Y me no me agrada la sensación. Estoy condenada a dejarles el parque a ellos, para que puedan ser y no crean que vengo a ser admirada. Triste e irremediable. Me da miedo que algún día me pueda topar con ellos y me llamen al pasar y me pidan algo que nos les pueda dar: mi número de teléfono que se saben a memoria, un saludo, un cigarrillo. Ahora no puedo mas con este parque gris en el cual tengo anclado un pedazo del corazón.

AQUI...Nadia @ 24.4.07, ,




Juegos perdidos. Mad MAgie. En el área de recreación pública.
18.4.07

2. a good belt buckle.

La última vez que fui al parque Duarte dije lo mismo que siempre digo: Me quiero ir de aquí. No me tomaron en cuenta.

La magia empezó una noche. La recuerdo. Salimos de dj´s café porque el concierto era a las ocho y empezaban las doce con un sound check que prometía nada. Y estaba ese callejón oscuro, lleno de árboles viejos y casas derrumbándose. Todos se preguntaron a donde llevaban aquellos adoquines. Yo ya lo sabía. Al final estaba el Convento del los Dominicos y más allá un parque de Duarte, al que también iba cuando pequeña a escuchar con mamá los recitales. Nada emocionante. Y sin darme cuenta ya estaba a mitad del camino siguiendo a los otros.

El parque ahora no se encontraba lleno de viejas con perros, ni de niños jugando, hasta las palomas habían dejado el espacio libre para que una nueva especie de tainos jugara a hacer sus areitos y que todo mundo los viera. Había colmados con cerveza barata, baños, bancos, estatua, piso rojo, calle sin parqueadores para parquear los carros, música, radio ñema, matas grandes, extranjeros.

De ahí en adelante no había que hablar.

Luego de algunos años los amigos de siempre dejaron de venir. Ya estaban trabajando, podrían invertir el tiempo en otros lugares donde las mujeres son más blancas y menos sucias, con jeans apretados y zapatos de tacón. Dejaron de venir, ya tenían hijos y las salidas se les hicieron escasas. Dejaron de venir, era un atraso a estas edades seguir haciendo coro en un parque, sentados en el piso, juntando entre todos dinero pal ron y aparte tan lejos de casa.

No tenía yo los problemas de la lejanía. El parque siempre fue como el patio con matas que jamás tuve, por las tardes. Y en las noches, el bar mas barato de la ciudad. Llegó a un punto en el que este anexo de la casa empezó a llenarse de rostros desconocidos y en ese momento fue que decidí derrumbarlo, sin conseguirlo. Todos los días, con todas las personas que salía, parque y parque, hasta con Tito.

Una vez leí en un diario una crítica de una junta de vecinos. Le llamaban el drogometro.

Para Pipen el parque es el centro del mundo. Tiene toda una teoría, hace algunas noches uno que otro preformance en donde salva a un epiléptico. Como si fuera un Cristo caribeño adornado por un afro. Siempre pide cigarrillos o habla mucha mierda. Pero el parque Duarte, con su estatua y sin Abel, es el centro del mundo.

Una vez Joe me dijo que siempre quiso irse del país y ahora tenía algunas oportunidades, pero no lo hará: Esta surgiendo un movimiento, está pasando algo y yo quiero ser parte de él con mi guitarra en la mano. Los fines de semana bajan los desacatados, la gente más rara del mundo, y congregan una espacie de circo alrededor del tambor. Se arma una fiesta de palos. Y el parque se convierte en Sodoma y Gomorra. Todo el mundo baila. Los locos, los perros, un enano, un hombre en saco, dos en la esquina se regalan besos, los sankis vomitan y dan asco, una invalida y muchos camareros. Un desfile de chopos se reúne al ritmo de los atabales para la vergüenza del país. Me gusta verles liberarse, me gusta sentirles alegres, aunque muchas veces rayen en lo ridículo.

Así es el parque. En unos meses, para la infelicidad de Pipen dejará de ser el centro de los palos y la gente se cansará de escucharlos y de tocarlos, porque no les deja beneficios. Dejará de ser el centro del mundo para muchos. Mientras, solo queda ir a aguantar los tambores pinchandome el alma, hacer el esfuerzo de bailar, esperar a la policía de las dos de la madrugada que amenaza con quitar los instrumentos si no dejan de tocar y quince minutos mas tarde una jeepeta con musiquita volverá a encender el ambiente, pero a esos la policía no les reprocha nada.


pic por suok


AQUI...Nadia @ 18.4.07, ,




Juegos perdidos. Mad MAgie. En el área de recreación pública.
17.4.07


1. Estamos un poco lejos de casa...

Alrededor de los once años, una de las últimas veces que mamá nos llevó al Alcázar de Colón a jugar por las tardes los domingos, me lo dijo. Era verano y un incansable sol parecía estar mas cerca, con una sonrisa sarcástica nos quemaba la piel que ya estaba quemada. Así se dicen las cosas, cuando uno menos espera que el otro las esté escuchando, para que se queden.

Mi hermana que jugaba lejos con sus patines nuevos, no pudo ser parte de ese momento mágico en el cual mamá cerró el libro que leía y sentada en su banquito de metal torcido abrió la boca. Fue cómplice ese ruido que rueda por los alrededores pareciendo no tocarte y ese viendo caliente y amargo. Qué sería de mi vida sin ti?


Para ir al Alcázar es siempre bueno hacerlo por un solo camino, es debido pasar frente al reloj del sol, ver los cañones malogrados pintados de negro, el río podrido tras la muralla y a la derecha el museo de las Casas Reales donde trabaja un maricón de guía que hace una fiesta cada vez que enseña un enema y sus usos en la cocina. Entonces sucede: empieza una brisa que te envuelve, se detiene el tiempo si detienes tus pasos: y esa es la brisa que se siente antes de entrar a las puertas del cielo.


Es fácil elegir donde sentarse. Si todos los bancos están ocupados siempre se puede recurrir a las escaleras, que son inmensas y llevan a ningún lado.


Todo tiempo hay a quien llevar. Cada vez que quiero besar a alguien le llevo por ese camino y sonrío y cuando me preguntan porque lo hago sonrío más. Muy pocos entienden las señas que hace el Alcázar para atraparlos, yo me las lleve tan rápido. A veces vamos Luisianna, Ian y yo. Los quiero tanto. Mientras el niño juega sobre los ladrillos yo veo las nubes arriba y todo el paisaje empedrado. Es así siempre, entonces Luisianna detiene la conversación y va tras él antes de que caiga. Me pregunto si algún día, cuando Ian comprenda mejor las cosas, ella le dirá lo mismo que mamá me dijo, en algún otro lugar: en una heladería, en otra Alcázar, en el baño de la casa. Qué será de este mundo con Ian mudando toda esa piel?


Por demás está decir que no me sentí mal aquella tarde en que Alejandro llevaba una botella de vino en la mano izquierda y en la derecha otra mano. Se me derrumbó el corazón al sentirlo cerca de mí. Me dio un saludo que hubiese preferido ignorar y continuo su camino hacia un lugar con menos espinas. Pasé la página del libro: él comprendió las señales del Alcázar.


Los otros no tienen idea, de que cuando los siento por algún rincón sus rostros se ven mejor iluminados que en cualquier otro lugar, que dicen cosas que jamás dirían en otras circunstancias, que me pierdo y tiendo a dar besos sin que me los pidan, que la falda me vuela por encima de las rodillas y me siento como the seven year itch made in R. D.


Creo que la única persona que me hace no perder el control es Enma. Siempre tan apagado, siempre haciendo lo que yo. Y él lo pide una y otra vez, vamos en las noches, en las mañanas, a todas horas y aún Enma espera un beso de verdad que no parezca una despedida. Estoy cerca de regalarlo, porque me mata con su voz y sus ojos claros desde hace como diez años.


Muchas veces me han dicho palabras tan efímeras y ciertas como el viento que corre de una salida a otra de la Plaza. Pero no me siento engañada, en ese momento eran puras aunque ahora estén ahogándose en la maldita costumbre de otros muslos sagrados, inquebrantables como una luna que se quiere dejar de ver, tersos como un mueble al cual siempre se va a recurrir para llorar.


Cuando voy sola, la gran parte de las veces, respiro profundo. Soy. Los atardeceres parecen en óleo y la siento a mi lado, su aroma y su rostro de niña de cincuenta y tres años, el mas hermoso que jamás halla visto. Pequeña. Aunque sepa que cuando llegue a casa ella estará esperando a que le cuente cualquiera de mis historias de princesas o bufones, en ese instante la siento a mi lado, aún cuando dijo que la buscara allí al morir. Ella siempre está.

AQUI...Nadia @ 17.4.07, ,






Dos tragos mas tarde sin pensar en lo molesto y resentido que puede estar el cuerpo cuando la digestion muestra su lavada cara...

miro a los lados y encuentro en ti, lo patetico de Alex rogando por un perdon que nunca llego, tras la humillacion de un beso que tenia mas lengua babosa que gusto

encuentro en la mesa del frente la niñez seductora de Carlos y Gustavo, mas inmadurez que seduccion, mas sentido maternal que lujuria

un poco mas abajo entre la mesa de billar y la barra. Encuentro los labios seductores y lascivas palabras de Francisco. Su toque irrespetuoso, su coito mental que no logro arrancar de mi cabeza, mi cuerpo...de mis manos. Intranquilidad que solo su aliento contral el mio pudiera calmar.

tocando una cerveza encuentro los ojos misteriosos del hijo del coco y la palmera. sus miradas encerraban las mas viles guerras entre virgenes, su sonrisa detonaba las furias de las puras y su entereza encerraba una fertilidad maldita.

respiro entre el olor a cerveza irlandesa y nueces de hace seis meses el alma de “Omar” que busca en los escombros su cuerpo perdido y la dulce compañia de la paz interna

quizas 40 años me hagan contar una diferente historia.

pic por bess

AQUI...bess @ 15.4.07, ,




afuera
13.4.07

como hablar con ISABEL?
ella tiene los ojos verdes y se rie a carcajadas sin enseñar los dientes.
cuando camina siempre se escucha de fondo una cancion de ella fitzgerald.
cuando agarra un tabaco con la mano izquierda y pregunta cualquier cosa estupida: tengo por seguro que no tengo nada seguro.
me estoy perdiendo en su cintura.
ella sueña con que algun dia podra pintarse las uñas de rojo y no llorar.
la espero?
camina muy lento, doblo cada esquina y tarda tanto en llegar.
quiero decirle... decirle tantas cosas...
no se queda, sino es acompañada... quiere besos... los estoy vendiendo a buen precio.
ella lo sabe... se unta de gracia, se pone un abrigo marron y abre bien los ojos:
me mira:
como hablar con ISABEL?

AQUI...Nadia @ 13.4.07, ,




San Fco. esta:
11.4.07


La carretera de San Francisco está llena de confesiones. Antes de contarlas hablamos sobre temas alegres y planificamos una semana santa fuera de los chispeos de la Susy, fuera de la tribu de sankis que probablemente no quedará tan fuera. Resignación. Luego entramos en terrenos un tanto importantes: a Luís le partieron la pierna en tres pedazos, el fin de semana pasado apresaron a todos los muchachos en una investigación por la alemana que encontraron enterrada en el patio de una casa, excelentes las frías del colmado de la esquina de tu casa. Y nos callamos.

Le pregunto:
cuál ha sido la persona por la que mas has perdido el control? Y me dice sin pensar: Marcos. Solo fueron dos meses pero fue muy intenso. Vivíamos juntos prácticamente porque tía no estaba en el apartamento para esos días, así que él siempre estaba. Cuando lo dejé en el aeropuerto lloré. Vino al país por una semana y no llamó. Tampoco yo. Y duele cuando aún quieres a una persona y te enteras de sus cosas siempre, sin que ella te lo diga. Aunque Fer! Fer me pone nervioso cada vez que lo veo, cada vez que me habla con sus ojos así tan azulitos… me deja loco loco.


Pienso:
Los dos cumplen años el mismo día. Me ha pasado solo dos veces de las veinte que he besado a alguien: Esa sensación de que ay ay! Se te cae el mundo y fumas una cajetilla esperando una llamada. Un poco diferente a ti viejo… los dos huyeron de mi y no fue precisamente por un viaje. Cuanto se fuma. El checo siempre llamaba para felicitarme en mi cumpleaños, siempre se recordaba en los años en que fuimos amigos y eso era una excusa para llamarlo al día siguiente. Se que Vic no llamará. Para él no son importantes estas trivialidades, no tanto como una buena tarde de cerveza caliente o como practicar los tonos de una nueva canción. Siempre preguntaba, cuando yo era alguien importante en su vida: cuándo es que cumples años?

- Cuantas veces te lo voy a decir? Un día antes que tu Vic. Cinco años antes que tu…

Y nunca mas…


pic por suok


AQUI...Nadia @ 11.4.07, ,