<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d22569726\x26blogName\x3dpornostalgia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/\x26vt\x3d-5226479062714746794', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

pornostalgia




Anoche fue como todas las noches que me regala Alejandro el desacatado: secas e Insomniosas... polvorientas. Dentro de las cosas que niega rotundamente este señor es su estado de dependencia a las bolitas blancas. Cuando se las aspira una, dos, tres, cuatro veces, comienza a proponer rehabilitaciones imposibles y vidas perfectas fuera de las calles de la capital por la noche. Ese mismo Alejandro se pega a hablar de una tal Judith y sus sabanas sucias, de sus tríos, sus triángulos, sus lados de mujer arrepentida suplicando por otra oportunidad para cagarla; y así sin darse mucha cuenta me cuenta... un montón de historias de horror para no dejarme dormir por las noches dando vueltas en una cama y pensando en que algún día tendré ser la peor para que me quiera. Pero yo siempre de tonta, tratando de sacar al Alejandro tonto de entre los escombros, nunca hago ni digo cosas que puedan herirlo para que se valla a dormir temprano como la gente normal y yo no tener que volver a vivir otra noche como esta con ojeras mañaneras. Pero eso nunca pasa. Nunca pasa. Porque del Alejandro tonto sólo quedan unos rastros que se borran con líneas. Las pocas veces que viene se siente que el aire pesa mucho menos porque comienza a hablarme cositas así bien bonitas y sus palabras se vuelven caricias y sale a flote una especie de Alejandro en amor con el que siempre es agradable fumarse un cigarrillo. Que no es el Alejandro alegre que dice que no escucha los susurros de los demás y me llena de besos de serotonina la frente y me quiere, mequier e, mequ iere de aquí hasta Santiago. Yo hasta Malasia. Hasta Japón si es el Alejandro hijo único que se emborracha y le da sueño y me hace el amor leeeeeeeeento mientras me mira a los ojos aguantándose hasta verme llegar. Me abraza aunque el calor y viene a la zona que odia a darme un beso. Ese Alejandro por las tardes realiza movimientos involuntarios que no le estropean el sueño, mientras yo, haciendo cualquier disparate me vuelvo loca de pensar cual será el Alejandro que por la noche pasará a atender mi corazón.

pic por suok

AQUI...Nadia @ 22.6.08, ,















bajo un cielo muerto de santo domingo camina 11
con su boca de sabor a mango, piña, sandía,
con una brisa que sopla furiosa sus cabellos de palma
un mar gris que se adueña del horizonte y las esperanzas:
flota 11 por encima de la acera preguntándose:
donde diablos he estado?
no importa porque huele a pollo y a lluvia sobre tierra
y a suculenta ambición de querer estrangular todos
los deseos de dirigirse de vuelta a casa.


pic de kompres


AQUI...Nadia @ 7.6.08, ,