<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d22569726\x26blogName\x3dpornostalgia\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://pornostalgia.blogspot.com/\x26vt\x3d-5226479062714746794', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

pornostalgia

.QUE VIVA SARAH.
La noche que por vez primera se toparon sus miradas en aquel tenue banco de hiero, llevaba puesto ella el Agnes. Él era Alex. Ambos motes falsos con los cuales pretendían estelarizar, sin tapujos, la vida que no se negocia con el destino; porque este señor no se anda con disfraces de los que usan los personajes de cuentos cortos en su parco intento de vida iluminado con el ron y los faroles de un parque al final de las líneas. Tras la caída del sol , se encontraba Agnes empleando su infinita concentración en el deterioro del hielo en cubos ahogado en el alcohol de un vaso. Él, desde otro banco, volvía a hacer los movimientos con su mano izquierda cual espejo repetidor o grabadora brillante: con cabellos y ojos negros, altos ambos a más de cinco pies, rencorosos, tan flacos. Alex la miró obsequiando al mundo un momento al que le faltó mucho para ser mágico y, dentro de aquella carencia, acordaron probar que verse cada quien por un rumbo era un total absurdo. Así fue como les empezó a preocupar a ambos la voz que salía de la boca de Wee Bea y sus lenguas se perdían en el recorrido de una barquilla con bolas de fresa que al terminar vomitaban en el mismo baño; la gripe con mocos les causaba los primeros síntomas a la vez, se acostaban a las 11:31 p.m. Y en las tantas vueltas que practicaron en los colchones se puede decir que llegaron a quererse.... Un chin... en la siguiente se envolvieron tanto, en la otra ya eran uno. Aunque no fue un instante que podríamos catalogar de impresionante, cosas muy extrañas le sucedieron, como la aparición insólita de un cubierto a la hora de comer, un solo vaso, un plato. Al terminar las faenas del almuerzo nadie daba gracias por lo ridículo de responderse de nada a uno mismo. Se iban Agnes y Alex a echar la siesta en una habitación tan inmensa para tanta vagabundearía que le pinchaba las ganas de salir corriendo, solos y acompañados, a ver si en las esquinas encontrarían un nombre para aquella vigente e irrevocable pérdida del ser, en la que era necesario expulsar por los hoyos las secreciones del otro y limpiarse con uno mismo, sanarse la conciencia con mas conciencia y esclarecer un designio frío a esta absurda cosa engendrada milagrosamente. Cuando los futuros pasos ya no daban cabida a recordar los viejos volvieron a su acostumbrada rutina de bancos y jardines oscuros, haciéndose llamar por Julio o por cualquier otro nombre que combinara con el entorno. El nombre de la persona que estaba en el banco del lado era Marcos, seguramente Marcos... por ahora...

AQUI...Nadia @ 28.12.07, ,




where to?
22.12.07




Far from all the rain, and the snow, damn the cold
Far from all the heat, from the humidity, from the tropic
Just run, as fast as you can
Far from the lies, the insecurities, from all the fear living in their hearts
Just run
From you, from your lack of courage
Far from my confusion
Just run
Very far
From me, from you, from us
From her, from him, from them
Just run
Because I can, because I want to, because you won’t
To find me, look within
To find you, look in me
Sing me rosie’s lullaby
Invite me to dream, by the ocean
Tell me is ok to cry, and to hurt
Far from all existence
Where I can smell the salt
And taste the sweet in your company
Far from me, from my mistakes and your frustrations
Far to peace


pic por bess

AQUI...bess @ 22.12.07, ,




ejercicio no. VI
21.12.07

Ahí sentado estaba Paúl. Con las piernas cruzadas en el banco de enfrente a la papelería, tratando de fumarse un cigarrillo con las manos temblorosas. No sabía si podría llevarlo a cabo esta tarde, no se sentía lo suficientemente preparado para dar el primer paso, paso uno del plan A, y empezaba a sentir ridículo el permiso que pidió en el trabajo para faltar la tarde entera. No podría volver a pedir otro durante el mes. Pero pestañaba mucho, estaba ansioso, pensaba y daba una calada, pensaba y exhalaba, pensaba y volvía a calar. al finalizar el cigarrillo ya estaba resuelto Paúl a cometer los hechos. Pasó un cuarto de hora y nada, media y no salía ni entraba nadie a la papelería, una hora y el dueño salió, hora y cuarto y los empleados todos estaban cerrando el local, pero Juan, Juan cabellos dorados, Juan seis pies dos pulgadas, Juan el de los ojos profundos, Juan que celebró el cumpleaños de su abuela hace unas semanas, Juan con su boca roja pidiendo una lengüita, Juan no estaba para que Paúl le sobara ricamente la espalda. Cuando todos se marcharon, cruzó la calle y preguntó al hombre de seguridad por Juan, pero le contestó que no se había presentado hoy a trabajar.

Paúl ya en casa, no cerró ojo durante la noche, algo grave pudo haberle sucedido a Juan, quizás su padre, el que ya no aparecía en las fotos había regresado de viaje, o había resucitado. Posiblemente escapó con el chico de rubio del ultimo rollo a una playa o enfermó la abuela nuevamente. Eran tantas las posibilidades... fue en busca del agua fria...

Cuando vio el reloj de la mesita ya eran las ocho de la mañana. Tarde. Salió corriendo al trabajo, se enganchó del metro, caminó tres cuadras y ya la tienda estaba abierta y todos los compañeros con sus delantales. Nadie preguntó nada, todos lo miraron a él y a sus ojeras. Se puso su protección, saludó a Marta antes de que empezará a atender a la pareja de gordos esposos y fue al cuarto de revelado a ver que le descubrirían los rollos del día.

Nada interesante, unas vacaciones familiares en un crucero, una secesión de fotos a un perro con cara de venido, una fiesta en jacuzzy, unos hippies fumando alrededor de humo blanco, una india enseñando las tetas a un alemán. Pensó en que las fotos de Juan nunca eran tan ridículas, siempre tenían algo que contar y Juan siempre salía tan... preparado. Era chef, y atendía a los clientes en la papelería, se llevaba bien con todos, le celebraba los cumpleaños a su abuela, le gustaba la playa y andaba con ese rubio california en el pelo.

Al terminar el día Paúl se quitó el delantal, todos lo miraron con cara de que sabía a donde iba y se despidió de Marta antes de que cerrara el auricular del teléfono. Caminó tres cuadras, se enganchó del metro, llegó a una estación, se enganchó de otro metro, salió de la boca, caminó tres cuadras más y llegó justo a tiempo a la papelería. Antes de que cerrará. Empezó a fumarse un cigarrillo. Sus manos temblorosas. Un cuarto de hora pasó y salió el dueño, otro cuarto de hora mas tarde todos los empleados. Ahí estaba Juan, sonriente, radiante con cara limpia mirando al cielo, preparado para lo que él no estaba preparado. Paúl se dio cuenta de que su manos además de temblar sudaban frío: cuál será esta vez la excusa? No había, debía fabricarla pronto, Juan se puede escapar de la escena, que le diría?: Te conozco? Soy quien revela tus fotos? Como esta tu abuelita? Juan se escapa, el aliento a tabaco, pero como quiera me gustaría que me dijeras tu nombre? Hola yo soy Paúl? Juan se va, pasaba por aquí? A que hora abre la papelería? Que precio tiene el papel laminado? El bon 48? Juan ya se perdió entre la gente y el invierno.

AQUI...Nadia @ 21.12.07, ,




tercera cortina negra
14.12.07



cortina negra, color de la noche., magia del color negro de la noche.
entra chinchinirin. viste de amrillo, sin mascara, sin arco, sin flecha.
no salta. camina como enterrando los pies en el suelo. pesa al andar.
se da cuenta y le cuesta arrancar los pies.





Miguel Angel Asturias
Leyendas de Guatemala

pics por suok

AQUI...Nadia @ 14.12.07, ,





nunca des el corazon entero,
aquel que eso dice lo sabe,
porque dio corazon y perdio el amor que se desvanece
beso a beso
bossa nova

AQUI...Nadia @ 11.12.07, ,